Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Un total de 345 jóvenes de 34 municipios de Málaga participarán en el proyecto europeo de activación del empleo juvenil ESPY

Ayuntamiento de Benadalid
Ayuntamiento de Benadalid  • ayuntamiento@benadalid.es  • 952 152 753

Ayuntamiento de Benadalid

Benadalidad
Benadalidad
Benadalidad
Ayuntamiento de Benadalid
Ayuntamiento de Benadalid  • ayuntamiento@benadalid.es  • 952 152 753
Noticias

Un total de 345 jóvenes de 34 municipios de Málaga participarán en el proyecto europeo de activación del empleo juvenil ESPY

Esta iniciativa experimental brinda una oportunidad para formarse y acceder al mercado laboral a malagueños entre 15 y 24 años, así como a desempleados de 26.

Un total de 345 jóvenes de 34 municipios de la provincia de Málaga, sobre todo de localidades de interior menores de 25.000 habitantes, serán seleccionados para participar en el proyecto europeo de experimentación social ESPY, cuyo objetivo es desarrollar, probar, difundir y replicar medidas de activación juvenil innovadoras para prevenir el desempleo y la exclusión social de dicho colectivo.

La vicepresidenta tercera y responsable de Derechos Sociales, Ana Mata, ha dado a conocer a los alcaldes de los municipios beneficiarios la iniciativa que está financiada por el programa comunitario para el Empleo y la Solidaridad Social ‘Progress’ (2007/2013) y para cuyo desarrollo se ha seleccionado en España la Diputación de Málaga y el Ayuntamiento de Barcelona. La institución provincial contará asimismo como colaboradora a la Universidad de Málaga (UMA), mientras que el ámbito europeo, participan entidades de otros cinco países: Irlanda, Grecia, Italia, Hungría y Portugal.

“El hecho de que se haya concedido a Málaga este proyecto es importante en cuanto a que los jóvenes de nuestra provincia van a tener la ocasión, la oportunidad, de encontrar empleo”, ha resaltado Mata.

Los municipios seleccionados para el proyecto son Algatocín, Almáchar, Almargen, Álora, Árchez, Ardales, Atajate, Benadalid, Benalauría, Benamocarra, Benarrabá, Campillos, Canillas de Albaida, Carratraca, Colmenar, Cómpeta, El Borge, El Burgo, Fuente de Piedra, Gaucín, Genalguacil, Humilladero, Iznate, Jubrique, Mollina, Pizarra, Salares, Sayalonga, Sedella, Sierra de Yeguas, Teba, Villanueva de la Concepción, Villanueva del Rosario y Yunquera.

Mata ha explicado que la elección de los pueblos se ajusta a que la población juvenil de las comarcas de interior es la más castigada por la crisis y la falta de empleo, “el paro afecta al 50% de los jóvenes entre 15 y 25 años de la provincia de Málaga”, ha recordado la vicepresidenta.

El presupuesto total del proyecto, que se prolongará hasta abril de 2016, asciende a 1.034.988 euros, de los que 827.990, el 80%, son aportados por el Fondo Social Europeo. A la Diputación de Málaga le corresponden 487.715 euros.

La responsable de Derechos Sociales ha indicado que el proyecto supone una “oportunidad” para que los jóvenes cambien su futuro. No en vano, la iniciativa va dirigida a jóvenes entre 15 y 24 años de edad, en desempleo, que han abandonado los estudios o están en riesgo de hacerlo y que encuentran múltiples barreras para acceder al mercado de trabajo. Incluso, los participantes se diferencian en dos grupos, dependiendo si están o no buscando empleo, si hay predisposición a ello.

Actuaciones del proyecto

El proyecto ESPY llevará a cabo acciones que proporcionen a los jóvenes habilidades y capacidades que les permitan acceder al mercado de trabajo o reincorporarse a la formación abandonada de forma prematura, que atiendan sus necesidades y demandas y que pongan a su disposición los recursos necesarios para su transición desde la formación al empleo.

Para jóvenes de 15 y 16 años, dentro de las actuaciones en el medio educativo formal se realizarán talleres de motivación y espacios de debate para profesores, así como talleres para la creación de capacidades y con las familias.

Para los mayores de 16 años, las acciones previstas son, además de las anteriores, las experiencias de trabajo, que consistirán en la realización, por parte de cada joven, de tres voluntariados en diferentes organizaciones o empresas de distintos ámbitos de actividad.

Igualmente se creará un ‘club de empleo’ en los centros comarcales de los Servicios Sociales donde podrán acudir los jóvenes para informarse y asesorarse.

El proyecto también contempla la participación en la vida de la comunidad, que supondrá el desarrollo de talleres de participación y encuentros entre jóvenes, actividades formativas y exploración del ámbito de las redes sociales como herramienta para la formación y el empleo.